Cristalerías de Chile anuncia la inversión de 70 millones de dólares en la modernización de su planta de Padre Hurtado

En respuesta a la creciente demanda de envases de vidrio en las distintas industrias de alimentos y bebidas, Cristalerías de Chile anuncia una inversión de 70 millones de dólares en su histórica planta de Padre Hurtado.

Con la renovación total de uno de sus hornos, nuevas líneas de producción, inspección y embalado, las obras permitirán aumentar en 50 mil toneladas adicionales al año la producción de envases y botellas de vidrio, entregando más flexibilidad en formatos y colores al catálogo de productos con que hoy cuenta la compañía.

Las obras permitirán aumentar en 50 mil toneladas adicionales al año la producción de envases de vidrio y estará operativa durante el segundo semestre de 2022.

Además, permitirá mejorar los estándares de calidad y eficiencia energética de la planta, debido a la incorporación de tecnología de clase mundial que busca satisfacer a mercados cada vez más exigentes.

Esta decisión fue aprobada por el directorio en la sesión del 27 de abril y es parte del plan de inversiones que ha realizado Cristalerías de Chile en su permanente búsqueda de entregar un servicio de excelencia para sus clientes. Con esta inversión, la compañía habrá invertido cerca de 340 millones de dólares en infraestructura y tecnología durante los últimos 10 años. A principios de 2020 entró en operación un nuevo horno en la planta de Llay Llay, que aumentó la capacidad productiva de la compañía en 100 mil toneladas adicionales al año.

Se estima que la ampliación de capacidad de la planta de Padre Hurtado entrará en operaciones durante el segundo semestre de 2022.