top of page

En la Industria del Vino, el color es más que estética, es una función esencial

En la industria del vino, los colores de las botellas desempeñan un papel fundamental, y no solo por motivos estéticos. Los tonos oscuros, como el ámbar y el verde oscuro o verde olivo, cumplen tres funciones principales que influyen tanto en la protección del vino como en su presentación y comercialización.


La protección contra la luz es crucial para preservar la calidad y el sabor del vino. La exposición directa a la luz ultravioleta puede degradar los componentes sensibles del vino, afectando su perfil organoléptico. Para evitar este problema, se utilizan botellas de vidrio oscuro, que actúan como barreras naturales al bloquear la entrada de luz y reducir el riesgo de deterioro. El color del vidrio también influye en la conservación del sabor. Algunos vinos, especialmente aquellos más sensibles al oxígeno, se benefician de botellas de vidrio más oscuro. Estas botellas limitan la exposición al oxígeno, lo que ayuda a preservar las características organolépticas del vino durante más tiempo.



Pero los colores de las botellas no solo tienen una función protectora, también juegan un papel crucial en la presentación y el marketing del vino. Cada color transmite mensajes y estilos diferentes, influyendo en la percepción del consumidor sobre la calidad y la marca del vino. Por ejemplo, el vidrio transparente o ligeramente verde resalta el color del vino, mientras que el vidrio oscuro se asocia con vinos más elegantes o de alta gama.


En la industria del vino chileno, los colores más utilizados son el verde oscuro para vinos de cepas tintas, y el blanco o transparente para cepas blancas o rosadas. Además, se ha observado un aumento en la demanda de colores más oscuros, como el ámbar y el Antique, que confieren una elegancia especial a las botellas y responden a la creciente presencia del vino chileno en países asiáticos.


Francisco González, Subgerente de Vinos en Cristalerías Chile nos comenta que “con el objetivo de ofrecer la mejor calidad y eficiencia a nuestros clientes, en Cristalerías Chile hicimos un cambio relevante. Comenzamos a fabricar envases color Antique, que es fabricado en nuestra planta de Llay Llay, específicamente en el Horno G que cuenta con la más alta tecnología y que asegura los más altos estándares en botellas de vino de la industria.


Este cambio representa un retorno a un color tradicionalmente utilizado en el mercado vitivinícola a nivel mundial y que busca realzar el carácter de los vinos chilenos. En Cristalerías Chile volvimos a fabricar botellas en vidrio Antique a partir del año 2020 y en este tiempo hemos desarrollado nuevos formatos de envases que ya están disponibles para todas las viñas”.


12 visualizaciones0 comentarios
bottom of page