20-20.jpg

CHILE EN VITRINA

ECOETIQUETADO

EN CHILE

Hasta ahora, poco se sabe sobre cómo funcionará el ecoetiquetado en Chile, si incidirá en la preferencia de compra del consumidor y si con esto repercutirá en las tasas de reciclaje en nuestro país.

Esta ecoetiqueta considera un sello de reconocimiento para aquellos envases y embalajes con al menos un 80% de reciclabilidad y otro con información sobre la materialidad del envase e instrucciones para el reciclaje.

“La implementación de un sistema de ecoetiqueta es un instrumento de gestión ambiental que complementa y facilita el cumplimiento de la ley REP, contribuyendo a avanzar hacia una cultura de economía circular. Todas aquellas empresas que según la Ley REP son consideradas como productores prioritarios de envases y embalajes, están obligadas a organizar y financiar la gestión de los residuos derivados de sus productos y, en este contexto, la ecoetiqueta puede constituir una herramienta relevante para promover la  valorización de los materiales que ponen en el mercado”, comenta Giovanni Calderón, Director Ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, entidad que lidera este proyecto público-privado. 

Las metas del Acuerdo de Producción Limpia establecen la realización de un piloto de implementación de una ecoetiqueta. Esto significa crear un Comité Validador que cumpla el rol de validar, verificar y acreditar a organismos certificadores de la ecoetiqueta de reciclabilidad, así como definir y comunicar los requisitos de certificación de los envases y embalajes junto con el proceso de medición de los criterios estipulados para acceder al sello base y sello destacado de reconocimiento. 

Lo cierto es que dentro de algunos meses, cientos de productos estarán exhibidos en las góndolas de los supermercados con una ecoetiqueta que mostrará información certificada sobre la reciclabilidad del envase y su embalaje.

En diciembre de 2019, el Ministerio del Medio Ambiente, la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC), Sofofa, la Superintendencia del Medio Ambiente, Sernac y la Asociación de Consumidores Sustentables AdC Circular suscribieron un Acuerdo de Producción Limpia (APL) para implementar una ecoetiqueta en los envases y embalajes del país. 

"Posterior a su implementación, el Ministerio del Medio Ambiente tendrá información valiosa que le permitirá escalar el alcance y aplicabilidad del sello”, comenta Giovanni Calderón, Director Ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático

Cristalchile,

empresa certificadora de envases 

 

Un rol importante cumple Cristalchile como certificador de reciclabilidad de los envases de vidrio: “Estamos trabajando con nuestros clientes a través de una declaración tipo, que nace de la SOFOFA, en donde solicitan que Cristalchile declare que estos envases pueden ser reciclados a nivel nacional por nuestra empresa”, comenta Jorge Romero, jefe de reciclaje de Cristalchile. 

En el caso de que los envases de vidrio sean importados, Cristalchile también cumple su rol como certificador: “Se creó un proceso adicional de análisis en nuestro laboratorio para certificar la reciclabilidad de estos envases. Esto fue bien recibido por el Comité Validador e incluso es un proceso que podrían agregar en caso de otros envases importados”, concluye Romero.

Este comité validador, en el marco del APL, estará integrado inicialmente por representantes de Sofofa, la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, el Ministerio de Medio Ambiente, la Superintendencia de Medio Ambiente, el Instituto Nacional de Normalización (INN), la Asociación de Consumidores Circular (AdC Circular), el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) y el apoyo técnico de dos expertos del Centro de Innovación en Envases y Embalajes Laben-Chile de la Universidad de Santiago de Chile.

El proceso de certificación requiere de la participación de los siguientes actores: empresas, quienes postulan al sello; entidades certificadoras, quienes evalúan y determinan si un producto es aprobado para autorizar el uso del sello y un Comité Validador que tendrá que verificar la pertinencia de las entidades certificadoras para efectuar sus tareas.

Las empresas podrán postular al sello a través de la evaluación de tres criterios: reciclabilidad, separabilidad y demanda de sus envases y embalajes. Los certificadores evaluarán la solicitud de sello de las empresas y elaborarán informe de aceptación o denegación de la solicitud. 

 

Una vez aceptadas, las empresas podrán aplicar el sello en sus productos en base a las normas gráficas que se definan y la etiqueta voluntaria si lo consideran oportuno. 

“Considerando que la estrategia fue comenzar a trabajar el sello de reciclabilidad e información para el reciclaje a través del Acuerdo de Producción Limpia, en esta fase las empresas adheridas al APL podrán obtener el sello, en caso de cumplir los requisitos. Posterior a su implementación, el Ministerio del Medio Ambiente tendrá información valiosa que le permitirá escalar el alcance y aplicabilidad del sello”, sentencia Calderón. 

cristalchile_edited.jpg

Este sitio es propiedad de Cristalchile S.A. Editado por Organika

  • Negro del icono de Instagram
  • Negro del icono de YouTube
  • Black Facebook Icon